El snorkel es una aventura en la que nunca sabes lo que vas a ver. Aunque necesitarás estar saludable y saber lo suficiente de natación como para no ahogarte, esta sencilla actividad no requiere más que flotar sobre la corriente y emplear brazadas para cubrir áreas mayores. En cualquier caso, lo importante es que goces de una visión relativamente saludable, para que puedas ver bien lo que hay abajo.  Atrévete al snorkel y descubre las maravillas que hay bajo el agua.

¿Que ya no tienes veinte años? ¿Y quién dijo que el snorkel está reservado para las personas jóvenes?  Lo bueno es que no tendrás que sacar la cabeza de debajo del agua a cada rato para respirar.